Hoy en la segunda parte de este artículo toca hablar de las dos más importantes vitaminas del grupo B. La B9 y la B12, y a ello vamos.

La vitamina B9 o ácido fólico es la vitamina encargada de nuestro sistema inmunológico. Ya que está vinculado directamente con la formación de glóbulos rojos y es imprescindible para evitar anemias. Está relacionado con el descenso de la homocisteína, que es un parámetro alterado en deportistas de altas cargas de entrenamiento y está relacionado directamente con el estrés, cansancio, fatiga. Su dosis es de 400 ug y en forma de ácido pteroilmonoglutámico.

Alimentos que la contiene: aguacate, col de bruselas, espinaca, lechuga, huevo.

La vitamina B12 es la vitamina B que tiene mayor importancia. Ya que es la encargada del metabolismo proteico, aporte energético y el mantenimiento del sistema nervioso. Y de la creación de glóbulos rojos igual que la vitamina B9.  Y su dosis es de 2.4-2.8 mcg en forma de methilcobalamina.

Alimentos que la contiene: hígado de ternera, hígado de cerdo, riñones de cerdo, almejas y caballa.