Hace unos meses para aquí, estamos siendo espectadores de la gran problemática que conlleva el aceite de palma en la comida y de sus grandes efectos negativos. Pero aún así, estando legalmente permitida su venta en nuestro país.

Debido a esta gran mala fama que se le esta dando a este mal alimento, alto en grasas transaturadas o totalmente hidrogenadas. Relacionado con problemas cardiovasculares, aumento del colesterol malo, y descenso del colesterol bueno, hipertensión arterial, etc.

A través de esta mala fama, Alcampo ha sido la primera gran cadena de supermercados que ha decidido eliminar este ingrediente de todos los productos de fabricación propia en respuesta a este aceite de tan mala calidad.

Debido a esta gran noticia, se ha hecho eco otros grandes supermercados como Día, Eroski, Mercadona, Hipercor, Lidl. Después que Suma, Supersano y entre otros supermercados lo eliminen de todos sus productos en su establecimiento.

Así lo ha anunciado Juan Roig (presidente de Mercadona):

‘’Ya llevamos tiempo realizando movimientos para substituir el aceite de palma y otras grasas trans de nuestros productos. Continuaremos avanzando en esa línea’’.

A pesar de esta nueva corriente, muchos supermercados comentan que el problema no es de ellos si no de lso grandes fabricantes que emplean este ingrediente de forma masica y que es totalmente legal. Siendo un ingrediente muy recurrente debido al sabor que aporta y a su bajo coste.

¡Ojalá prospere y nos olvidemos de esta grasa tan negativa para nuestra salud! ¿El siguiente el glutamato?