Hoy os explicaré de forma breve, trucos para controlar nuestro cuerpo y que seguro que no conoces. Espero que te ayuden y puedas aplicarlos.

  1. Si te pica la garganta, ráscate el oído:

Al presionar los nervios de la oreja, se genera un reflejo nervioso inmediato en la garganta que produce diferentes tipos de espasmos y estos espasmos alivian las molestias de la garganta.

  1. Aguanta las ganas de ir al baño, pensando en sexo:

Si tienes ganas de ir al baño y de orinar y en eso momento no puedes, piensa en sexo. Eso crea una distracción en tu cerebro y el estrés para orinar disminuye.

  1. Si te duelen las vacunas, has de toser:

Unos científicos alemanes han demostrado que toser en el momento que te ponen una inyección, aumenta la presión en el pecho y espina dorsal, lo que inhibe los conductores nerviosos del dolor hacia nuestra médula (nuestro centro del dolor).

  1. Escucha mejor con un oído:

Si no oyes bien lo que te quieren decir, gira tu cabeza y escucha solo con el lado derecho si quieres entender una conversación y seguirla. Y el oído izquierdo si quieres saber que canción suena baja y no acabas de saber cuál es. Todo es debido a los hemisferios del cerebro los cuales trabajamos, no es el mismo hemisferio el que recuerda, que el que entiende.

  1. Para la nariz tapada, ayúdate con la lengua:

Presionar tu paladar con tu lengua y presionare con los dedos en la parte superior de la nariz (justo debajo del entrecejo) permite que las secreciones mucosas se mueven y puedas respirar mejor.

  1. Con dolor de muela, usa hielo:

Si te duele una muela, la recomendación es con un hielo frotar tu mano en forma de V entre el dedo pulgar y el índice en el dorso de la palma. Esto puede reducir el dolor de incluso un 50%, ya que estos receptores están conectados y vinculados directamente con los receptores de dolor de la cara.

  1. Con acidez duerme sobre el lado izquierdo:

Esta posición durmiendo favorece un ángulo entre el estómago y el esófago, para que los ácidos no puedan pasar por la garganta y nos den reflujos.

Espero que os haya gustado, este artículo poco común. A disfrutarlos!