Hoy hablaremos de un tema muy demandado por vosotros, los hipopresivos. Esos tipos de abdominales que surgieron hace pocos años y que tantos beneficios han demostrado aportar en todo tipo de personas.

Hay que explicar la anatomía abdominal en primera parte. Los abdominales se forman del transverso, recto abdominal y finalmente oblicuos internos y externos. Y el trabajo abdominal para mejorar nuestro abdomen está ligado a evitar lesiones, mejorar la respiración, equilibrar el peristaltismo abdominal (mejores digestiones) y ayudar a mantener una postura corporal.

Ahora toca hablar de los abdominales hipopresivos, divulgados por el gran fisioterapeuta Doctor Macel Caufriez, estos abdominals son exactamente un conjunto de técnicas posturales y respiratorias que permiten trabajar y fortalecer nuestra faja abdominal y todo esto contribuye a disminuir el perímetro de nuestra cintura. Pero sin aumentar la presión visceral, lo típico del abdominal convencional y por eso en muchos tipos de personas no se recomiendan, porque pueden favor1 2ecer a incontinencia urinaria o a crear una presión inadecuada en personas con diferentes patologías. Se ha de comentar que la gimnasia hipopresiva proviene originariamente del ámbito de rehabilitación y fisioterapeutico.

Los beneficios de los abdominales hipopresivos es que son capaces de disminuir la presión dentro del abdomen y esto influye a que haya menos presión sobre las vísceras pélvicas. Este tipo de abdominal también es capaz de reforzar el suelo pélvico, que es un gran problema tanto en mujeres como en hombres y crear una buena protección de los órganos internos abdominales. Para las únicas personas en las que no están recomendados los abdominales hipopresivos son para personas con hipertensión arterial alta y en mujeres embarazadas.

Estos abdominales tienen muchos más beneficios a diferencia de los abdominales de siempre o convencionales. El primero es que hay ganancias respiratorias, ya que se relaja también el diafragma músculo respiratorio de gran importáncia. El segundo beneficio es que son capaces de aumentar el metabolismo al activar ciertos músculos que están inutilizados en nuestro día a día. El tercer beneficio es que hay una mejora de la vascularización de la pelvis y extremidades inferiores, muy beneficiosos para procesos regenerativos o lesiones, e incluso para mejorar la función sexual (ya que en estos abdominales son implicados ciertos músculos que también son encargados de esas funciones sexuales).

Por eso si buscamos fortalecer nuestro abdomen sin dañar nuestro suelo pélvico la mejor opción son los hipopresivos. Pero siempre lo ideal es combinar los dos tipos de abdominales para asegurarnos tener unos buenos abdominales. Pero los hipopresivos con sus grandes beneficios son de obligación el incluirlos en nuestra rutina.

Os dejo un ejemplo fácil de hacer en casa o en la cama mismo, para que podáis empezar a trabajar vuestro abdomen de forma hipopresiva.

 

Bibliografia:

-Amen,Karen (1994), The crunch, Londres, Vermeillon

-Amostegui, J. M. (1999) Archivos de Medicina del Deporte. Volumen XVI Número 74 (Pág. 644)

-Calais-Germain, B. (1996) Anatomía para el movimiento, Barcelona. Los libros de la liebre de marzo

-Calais-Germain, B. (1998) El periné femenino y el parto, Barcelona. Los libros de la liebre de marzo

-Calvet, F. y Lopez Calvet, C. (1996) Marc teòric pràctic per a la correcta execució del treball abdominal. Apunts: educació física

-Caufriez, M., (1997) Gymnastique abdominale hypopressive, Bruxelles d/1997/5591/1 Editado por M. Caufriez

-Caufriez, M. y cols, Efecto de los ejercicios abdominales sobre el tono muscular del suelo pélvico.Investigación por publicar

-Colado, J.C. (1996) Fitness en las salas de musculación, Barcelona, Inde

-Fucci, S. ; Benigni, M.; Fornasari, V. (1995) Biomecánica del aparato locomotor aplicada al acondicionamiento muscular, Barcelona, Doyma

-Gill, KP; Callaghan, MJ (1998) The measurement of lumbar propioception in individuals with and without low-back-pain. Spine 3:371-377

-Giorno, P. P.; Martínez, Leandro G. Biomecánica de los músculos abdominales y flexores de cadera. Revisión y aportes para la interpretación de ejercicios específicos. Publice standard. 26/12/2003. pid: 237.

-Heredia E., J. R. Costa, M. R. Abril. Criterios para la observación, control y corrección de

ejercicios de musculación para la salud. Publice standard. 14/02/2005. pid: 426.

-Lapierre, A. (1978), La reeducación física. Volumen ii. Científico médica

-Lopez Bergmark, a (1989) Stability of the lumbar spine. A study in mechanical engineering. Acta orthopaedica scandinavica spplementum 230 (60)

-Jauregui, P. (1998) Art. Salud publicado en El Mundo en el número 290 del jueves 23 de abril de 1998

-Juker D., Mcgill S., Kropf P., Steffen T. (1998) Quantitave intramuscular myoelectric activity of lumbar portions of psoas and the abdominal wall during a wide variety of tasks. Med. sci. sports exerc. vol.: 30, n°2, pp. 301-310.

-Jull, G; Richardson, C. y otros (1993) Towars a measurement of active muscle control for lumbar stabilisation. Australian journal of physiotherapy 39 (3)

-Kendall, f. p. y Kendall, e. (1985) Músculos, pruebas y funciones, Jims

-Mangano, M. (1996) Ejercicios abdominales, Barcelona, Hispano Europea

-Pinsach, P. Lo último en ejercicio físico, la electroestimulación. Premio de artículos del COPLEFC. 2005

-Rivera, H. Kirk (1993) Strictly abdominals, Los Angeles, Hat. Ac

-Roy J. Shephard. (1994) Ejercicio, envejecimiento y calidad de vida. Proceedings. Resúmenes del 3er simposio internacional de actualización en ciencias aplicadas al deporte.

-Sarti Martínez M.A., Monfort Pañego M., Manchiz Míguenz C., Aparicio Bellver L. (1996) Anatomía funcional del músculo rectus abdominis. Estudio electromiográfico. Arch. esp. morfol. 1:143-149.

-Souchard, Ph. E. (1992) De la perfección muscular a los resultados deportivos. Paidotribo

-Tous Fajardo, Julio (1999) Nuevas tendencias en fuerza y musculación. Ed. Julio Tous

-Tous Fajardo, J. (1998) ¿Correcto o incorrecto? depende…