Hoy hablaremos sobre los falsos mitos sobre la musculación y el deporte, para romper todos esos falsos mitos que solo nos llevan a engaños tras engaños. ¡Empecemos!

1-Tus músculos se convierten en grasa si dejas de entrenar:

Un músculo es un tejido totalmente diferente de la grasa, uno es formado por proteína y el otro de ácidos grasos en forma de triglicérido. Por lo cual es imposible esa conversión así porque sí al dejar de entrenar. Lo que sí que provocará eso, es que entrenemos mucho y al dejar de entrenar y seguir comiendo lo mismo es lo que nos provocará que ese exceso de calorías acabe provocando un exceso calórico que nuestro cuerpo almacenará en forma de grasa.

2-Entrenar con pesas te hace ser más lento:

La cosa está muy clara en este tema, porque por ejemplo una persona con el mismo peso que otra y la primera que este más musculada será obviamente más rápida. Pero hay que especificar que hay dos tipos de hipertrofia la sarcoplásmica y la sarcomérica. La primera es la ganancia de músculo, pero sobretodo de tamaño. La segunda es la ganancia de músculo, pero con aumento de fibras y con un tamaño menor que la anterior. Por eso si nosotros ganamos masa muscular de forma sarcomérica siempre será ideal y ganaremos masa muscular idónea para ser más rápido. Todo se resume en entrenar bien y con una buena planificación. Si no solo hay que observar los entrenamientos de Bolt, veréis como de lento no tiene nada y sus entrenamientos breves y flojos no son.

3-Entrenar con pesas impide el crecimiento en niños:

Durante el crecimiento o en la rehabilitación es importante siempre para estimular el crecimiento del hueso que se le provoquen o sometan líneas de carga. Por eso un buen entrenamiento de forma bien planificada puede favorecer el crecimiento y la buena salud del niño en todo momento. Pero eso sí, la musculación en concreto sería más recomendable a partir de la adolescencia, aunque el entrenamiento con el propio peso del cuerpo o calistenia puede ser una muy buena opción para niños.

4-Entrenar con fajas ayuda a perder peso:

Esto es algo muy claro y que ya se está desmitificando hace años, pero aún se ve algún despistado haciendo el tonto por ahí. Lo único que conseguimos con esta faja es deshidratarnos y perder agua de esa zona, pero al volvernos a hidratar recuperaremos de nuevo toda esa agua, osea que no servirá de nada y encima al obstruir los poros podremos crear alguna pequeña infección de piel. En fin, no tiene sentido.

5-Entrena todos los días que puedas:

Por último, este típico mito que siempre oiréis. Pero cuando estamos iniciándonos en el deporte le damos muy poca importancia al descanso y es lo más importante. Por eso alterna un día de descanso en medio de un día de entrenamiento y como máximo entrena 5 días a la semana, el entrenamiento de más días no ha demostrado en estudio científicos desde hace años que sea mejor que entrenar 5 días ni siendo profesional, menos en excepción algunos casos de deportes de resistencia.

¿Que mitos os gustaría que trabajáramos? Dejádnoslo en los comentarios y gracias.